Los beneficios del ajedrez son un tema que ha sido debatido por padres y académicos por bastante tiempo. Dado que la educación se ha vuelto más competitiva, los padres constantemente están buscando maneras de agudizar la mente de sus hijos. Esta presión es la que ha llevado a la gente a tomar conclusiones incorrectas que eventualmente fueron desmentidas. Un buen ejemplo es la idea loca de los 90′s y principios del nuevo siglo que aconsejaba que los niños se volverían más inteligentes si escuchaban música clásica. Esta idea fue eventualmente desmentida. A diferencia de otras farsas, no existe duda respecto a los beneficios del ajedrez. Está claro que los beneficios de la práctica del juego milenario beneficia a la mente de grandes y chicos.

Los beneficios del ajedrez para los niños – ¿El ajedrez pertenece a las aulas?

Realmente disfruté un artículo que recientemente apareció en el sitio web de la BBC que cuestionaba si todos los niños deberían aprender a jugar ajedrez. El artículo debate la importante cuestión: Debería el ajedrez ser incluido en el currículo escolar?

El ajedrez es un proceso muy adictivo, una droga positiva para los niños – Gran Maestro Raymond Keene

Está claro que jugar al ajedrez tiene sus beneficios, no hay duda. De cualquier forma, sí existe duda respecto a si las ventajas pueden ser usadas fuera de los tableros. Los resultados respecto a los beneficios del ajedrez en el mundo real fueron variadas pero alentadoras.

Los niños que empiezan a practicar el ajedrez desde pequeños ganarán mayor:

  • Enfoque
  • Confianza en sí mismos
  • Paciencia
  • Habilidades de pensamiento lógico
  • Imaginación
  • Habilidades para resolver problemas
  • Memoria (sober todo, memoria espacial)
  • Agilidad mental
  • Resistencia mental
¿Pertenece el ajedrez a las aulas? - Imagen cortesía de Susan Polgar

¿Pertenece el ajedrez a las aulas? - Imagen cortesía de Susan Polgar

No olvidemos el más importante beneficio del ajedrez tanto para niños como para adultos, la enorme cantidad de entretenimiento que proporciona! Después de todo, el cerebro es como un músculo, y el ajedrez es como un gimnasio. Evidentemente, jugar al ajedrez es muy bueno para la mente y sus beneficios están interconectados. Comienzas a aprender ajedrez, ganas unas cuantas partidas, aumentas tu autoestima, te compenetras más con el juego y empiezas a pensar de forma más lógica, mejoras tu imaginación. Para jugar ajedrez, debes recordar posiciones y distinguir patrones que te fuercen a usar tu memoria, después comienzas a mejorar tu habilidad de cálculo, y mejoras tus capacidades matemáticas, ya que puedes multiplicar números más rápido. Por último, luego de aguantar 4 horas de una partida, todo lo demás parece más fácil. ¿Cómo se transfieren estos beneficios a otros aspectos de la vida?

Ventajas y beneficios del ajedrez para los adultos

El ajedrez puede beneficiar a los adultos también, pero estos beneficios son más debatibles

El ajedrez puede beneficiar a los adultos también, pero estos beneficios son más debatibles

Con tantos artículos escritos respecto a los beneficios del ajedrez para los niños, no parecen haber suficientes artículos referentes a los beneficios del juego para los adultos. Con los adultos, este análisis se vuelve un poco más complicado. Es más difícil encontrar la correlación. Un buen lugar para comenzar sería el estudio de los éxitos de los grandes maestros fuera del tablero. Lo que puedo confirmar, es que los jugadores expertos tienden a ser expertos en otros campos. Después de todo, Ruben Fine no era sólo un fuerte GM americano, pero también uno de los psicólogos más reconocidos a nivel mundial. Los Grandes Maestros soviéticos eran expertos en sus áreas de estudio universitario; Mikhail Tal era un especialista en literatura, Victor Korchnoi es un renombrado geógrafo a nivel mundial. El ejemplo más reciente es el de Kenneth Rogoff, un Gran Maestro americano que además tiene un Ph. D en Economía y enseña en la Universidad de Harvard. Pero, la correlación no siempre indica causalidad. Tal vez el ajedrez haga a la gente más inteligente, o tal vez la gente que juega ajedrez sea más inteligente!

Mis propios beneficios debido a la enseñanza del ajedrez

Los padres de nuestros estudiantes frecuentemente notan una mejora dentro y fuera del tablero.

Los padres de nuestros estudiantes frecuentemente notan una mejora dentro y fuera del tablero.

Vengo jugando ajedrez desde los 8 años, y les puedo contar mi experiencia personal. Cuando comencé a comprender al ajedrez, todo en el colegio me parecía más fácil, me aburría mucho en clases y seguía manteniendo un promedio de A (mayor promedio en el sistema americano). No quiero llegar a decir que el ajedrez me ha hecho más “inteligente” pero me he beneficiado claramente de su práctica, ya que puedo entender conceptos complicados con mayor facilidad. Podía permanecer concentrado en clases, comprender los conceptos, memorizarlos y ahorrarme mucho tiempo de estudio. En el área en el que encontré una mayor ventaja fue en las matemáticas. Cuando era pequeño, tenía problemas con las matemáticas, pero mientras más me compenetraba en la comprensión del ajedrez, mejor me iba con las matemáticas. No deberá sorprender que el ajedrez y las matemáticas tienen una de las correlaciones positivas más altas entre todas las materias. Tampoco debe sorprender que muchos Grandes Maestros sean matemáticos, John Nunn, Maxime Vachier Lagrave y Emmanuel Lasker son tres ejemplos instantáneos que se me vienen a la mente.

Entonces, ¿deberían enseñar ajedrez en las escuelas?

Como pueden ver, es difícil cuantificar los beneficios del ajedrez. Claramente, es un tema complejo pero dejenme que les de mi humilde opinión. Aprender ajedrez es probablemente una de las herramientas pedagógicas más imporantes, los que pueden sacar ventaja de ella, háganalo! El problema es que cuando se trata de forzar su aprendizaje a niños pequeños que no presentan interés, puede que terminar odiándolo. El ajedrez está dividido en varias etapas, una etapa inicial en la que se aprende a mover las piezas, y se debe estar alerta a amenazas sencillas, la próxima etapa incluye tácticas básicas, etcétera. Pasar de una etapa a la siguiente es complicado, podría tomar dos semanas o tal vez unos cuantos meses dependiendo de la capacidad del cerebro para acostumbrarse al cambio. Mi instructor solía decir que los hábitos de aprendizaje del ajedrez responden a un comportamiento de espiral ascendente, uno mejora hasta que alcanza un punto en el que se pierde interés debido a que no se puede ver ninguna mejora, pero cuando uno vuelve a intenarlo lo hace con más fuerza. El problema real con la enseñanza del ajedrez a niños pequeños es que la madurez ajedrecística llega a los 12 años, momento en el que los niños comienzan a tomarse el juego más en serio. Si estoy en lo correcto o me equivoco es algo que está por verse. De cualquier manera, ahora que Armenia ha establecido la obligatoriedad del ajedrez en las escuelas sólo tendremos que ver los efectos de este decreto en este pequeño país. Quién sabe, tal vez sus resultados en evaluaciones mejoren considerablemente en los próximos 2-3 años, probando la existencia de los beneficios del ajedrez, estas predicciones son de hecho, bastante reales.

Por Martin Gerschenfeld (USCF 2054, FIDE 1900)

Suscríbete a mi curso gratuito por correo electrónico "Los 10 secretos de un Gran Maestro para dominar el ajedrez" para aprender los secretos que los Grandes Maestros utilizan para obtener la ventaja sobre sus oponentes. En él aprenderás las técnicas más efectivas que los Grandes Maestros como yo utilizamos para atacar, crear amenazas, sacar provecho de piezas desprotegidas, ¡y más consejos sorprendentes para dominar el ajedrez! El curso es 100% gratis. Te prometo que no te decepcionarás. - GM Damian Lemos

¡Envíame los secretos!